De huevos, gallinas y refranes

A bordo, 26 de juio de 2010

Me encuentro a bordo de un Boeing 777 de la Compañía Korea Airlines. Son las 00:45 horas en España, aunque ahora mismo no tengo ni idea de la hora por la que estoy pasando, pues estamos sobrevolando la región que se encuentra al pasar San Petersburgo, aproximándonos a Siberia camino de Seul. No sé cuantos husos horarios he pasado ni cuántos me quedan por pasar, sé que salí de Granada esta mañana a las 8 en el bus de Madrid, que el avión despegó de Barajas a las 17:10 y tras una escala técnica en Amsterdam (no hay manera de librarse de ese aeropuerto), salimos de nuevo a las 21 horas de la capital neerlandesa.Después de una corta escala en Seul, llegaré a Singapur el lunes a las 21:30, así que hasta entonces prefiero no preocuparme de la hora.

Me he encontrado con algo curioso. He empezado un libro de Antonio Salas, el mismo periodista de investigación que hace varios años nos sorprendió a todos con “Diario de un Skin”, aunque esta vez llega más lejos, pues se infiltra durante seis años en diversas organizaciones terroristas para escribir su última novela: “El Palestino”.

Y empieza con el siguiente proverbio árabe: “es mejor el huevo de hoy que la gallina de mañana”. Hace ya más de 2 años, en el templo Wat Phra Sing de Chiang Mai encontré el siguiente proverbio tallado en un tablón de madera en un árbol: “today is better than 2 tomorros”, en este caso es budista, pero observamos como en muchos casos todas las religiones han de acercarse en, como bien reflexiona Jorge Bucay, el camino del encuentro (en nuestras relaciones con los demás) ó bien el camino de la autodependencia (en nuestro progreso personal).Siempre que viajo he preferido guiarme por este principio, es decir, el de aprovechar lo que el presente me ofrece, ya veremos con lo que nos va a sorprender el furturo.

Y es que este viaje va a ser algo diferente al resto de los que he hecho por Asia. Ya van 8, la cifra no está nada mal, pero este año las circunstancias cambian:

– En primer lugar visito países que nunca había pisado: Singapur, Malasia, Brunei, Korea… y la gran mayoría de ellos con espectativas de encontrar cosas muy diferentes. Afortunadamente esta filosofía de vida es común en la religión budista y musulmana, pues Malasia, Brunei e Indonesia son países árabes. Me va a chocar un poco ver personajes de ojos rasgados entrando en la mezquita.
– En segundo lugar, hasta ahora afrontaba estos retos con Pui, si no durante todo el viaje, sí parte de éste. Ahora voy completamente solo, y a lugares bastante más remotos, si cabe, que Laos, Camboya, Tailandia ó Myanmar.
– Las comunicaciones en Borneo son bien sencillas: ó en avión ó en barco. hay una pequeña red de carreteras y alguna que otra línea de ferrocarril, así que a prepararme para hacer los trayectos en avioneta sobrevolando la jungla.
– Hace un mes me operé de la vista, y aún me falla algo la visión, sobre todo cuando quiero enfocar algo a media-larga distancia. Espero que no me dé más problemas de la cuenta. por eso me llevo unos prismáticos y un catalejo. También tomaré medidas a la hora de hacer buceo.

Esta semana, antes de partir, he hablado con algunos amigos. Muchos de ellos me han animado, otros menos, pero también se ha dado el caso de quien me ha desaconsejado lugares por distintas referencias, bien por lo que pueden leer en otro blog, o por comentarios de algún pseudo experto que no ha viajado nunca a Asia pero se cree con el derecho de desaconsejar viajar a Tailandia porque hace 3 meses hubo revueltas.

Aconsejar es gratis, escuchar también, hacer lo que te da la gana es gratificante, pero lo mejor es vivir tus propias experiencias y enriquecerte de ellas. Como creo que he dicho otras veces, estas experiencias son las que nos hacen crecer y desarrollarnos como persona. Sinceramente, prefiero vivir, experimentar y equivocarme, que quedarme años encerrado en casa viendo como la vida pasa, esperando la oportunidad que nunca va a llegar (nunca va a llamar a tu puerta, hay que salir a por ella) y desaconsejar sin ningún tipo de fundamento.

Así que habrá que experimentar, y que mejor sitio que Borneo, la tercera isla más grande del mundo y plagada de la jungla más antigua de la tierra, enormes cavernas llenas de millones de murciélagos, los cuales salen al atardecer en formación creando un espectáculo que por lo que comentan, debe ser grandioso,  me adentraré en la jungla en canoa para encontrarme con especies que jamás pensé que pudiera ver fuera de un documental de La 2.

Tantas horas de viaje dan para mucha reflexión, y hoy me ha tocado esta, y escribirla. Como otras veces, seguiré ni proverbio favorito “today is better than 2 tomorros”. Voy a aprovechar el presente, voy a disfrutar al máximo de él, y voy a seguir viajando, conociendo, probando y experimentando. Y, en todo caso, únicamente descartaré después de experimentar.

Será casualidad, pero todos los viajeros que he conocido (y afortunadamente durantre todos estos años han sido unos cuantos) tienen la misma filosofía:
– Lo pienso, lo hago y después lo juzgo
en lugar de:
– Lo pienso, lo vuelvo a pensar, le busco el pero, lo descarto, y al final lo juzgo sin ni siquiera haberlo intentado.

Pues vamos a por ello. “Echarte palante” en este tipo de cosas te motiva, te da fuerzas y, sobre todo, es un subidón de autoestima, una combinación perfecta para volver con las pilas más que cargadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: