La llamada de Ceilán

Colombo (Sri Lanka), 10 de noviembre de 2010

Según cuenta la leyenda, en los primeros años de nuestra Era los navegantes árabes llegaron a las costas de una hermosa isla, rica en productos con los que comerciar: canela, clavo, piedras preciosas, maderas nobles… y tal fue su asombro que la bautizaron con el nombre de Serendib, que significa “descubrir por casualidad algo muy bello e inesperado”.

Dice también la leyenda que el primer hombre, Adán, pisó y dejó su huella en una conocida roca de la isla; Buda la visitó en tres ocasiones; y el Ramayana nos relata cómo la cadena de islotes que une el norte de la isla con la India fue construida por el ejército de monos de Hanuman, para de esta manera facilitar el paso de Rama en busca de su amada  Sita, secuestrada por el demonio de Lanka: Ravana.

Situación de Sri Lanka

En los siglos siguientes, comerciantes, navegantes, viajeros errantes… nos hablan con entusiasmo de una prodigiosa isla que se encuentra al sur del subcontinente indio. Marco Polo la refiere como “la isla más bonita del mundo en su tamaño”; Solimán de Basora nos cuenta estupefacto las increíbles especies  marinas en el estrecho de Palk. Benjamín de Tudela, en el siglo XXII, visitó una isla a la que llamó “la tierra de la pimienta, la canela y el jengibre, donde se encuentran fanáticos adoradores del fuego”…

… Y siglos después, un granadino aprendiz de viajero, entusiasmado ante la perspectiva de pasar unos meses en Sri Lanka, aterriza un 19 de octubre en el aeropuerto Internacional de Bandaranaike, el más importante de la antigua isla de Ceilán.

Todo empezó hace dos años, cuando una mañana de enero en la Embajada de España en Bangkok conocí a Miguel, un madrileño que hace una década decidió viajar con su mujer, y después de recorrer decenas de países por Europa a Asia encontraron su sitio en Sri Lanka. En un rato nos contamos nuestras últimas aventuras, y me habló de un maravilloso proyecto que había empezado desde Colombo, organizar unos viajes muy especiales para aquellos viajeros que buscan algo diferente, viajeros a la caza de nuevas experiencias, y en seguida me sentí identificado.

El pasado verano, después de unas semanas viajando por Borneo, Tailandia y Camboya volvimos a contactar. Le conté mis inquietudes sobre Asia, los proyectos que me gustaría realizar, y sobre todo, lo identificado que me siento con este continente. Parece como si el destino se aliara conmigo, y Miguel me ofreció pasar unos meses en Sri Lanka para ayudarle en su trabajo. De repente, un sueño se iba a hacer realidad.

La experiencia ya me dice que antes de dejar tu ciudad por una temporada no sólo debes dejar las cosas atadas, sino bien amarradas, y con doble candado de seguridad, pues en la jungla de occidente nunca se sabe por dónde va a llegar la próxima zancadilla. Así que después de unas semanas de trabajo, trámites y papeleos, el 18 de octubre pude coger el vuelo a Colombo vía Dubai.

La llegada fue parecida a lo que me he encontrado en otros aeropuertos asiáticos: bullicio, calor, un poco de caos, más calor… y muy muy buenas sensaciones.

Hoy no me voy a extender mucho, así que haré un resumen de los primeros días, y en las siguientes entradas iré contando los viajes y lugares que vaya conociendo. Algunos amigos se quejan de que no tienen noticias mías desde que llegué, y también he recibido algún pequeño tirón de orejas por no actualizar el Blog. El problema es que cuando quieres empezar, no sabes por dónde. Desde que llegué, cada minuto ha sido una experiencia.

Pettah Market

El primer día estuve dando un paseo por la ciudad, visitando algunos sitios que Miguel me había recomendado: las impresionantes vistas del puerto desde el restaurante del Hotel Oriental; el bullicioso mercado de Pettah, formado por ensortijadas calles donde sin querer tropiezas con el templo hindú de Kathiresan, ó la curiosa mezquita Ul-Alfar, llena de fieles haciendo sus oraciones…

Mezquita Ul Alfar

Tras recorrer varios distritos en tuk tuk, fui al parque Viharamahadevi, junto al  Old Town Hall (antiguo ayuntamiento), un edificio curioso, que  en su momento pretendía imitar a la Casa Blanca.

Viharamahadevi Park es lo que más me gustó de lo que vi ese día. Una de las muchas cosas de las que se tiene que sentir orgullosos los esrilanqueses es sin duda de su naturaleza. El parque es impresionante, el más importante de la ciudad, merece muchísimo la pena ir a pasar la tarde, sentarte a leer un buen libro y disfrutar de la tranquilidad que ese rincón de regala, acompañado de las ardillas, de los cuervos, de todos sus enormes árboles y plantas,  compitiendo duramente para ver quién es más hermosa, y a última hora ver los enormes murciélagos sobrevolando, es un espectáculo. A la salida del parque, había varios artistas locales vendiendo cuadros, de tal manera que la verja del parque se convierte en una exposición urbana, como un enorme collage formado por pinturas de playas, aves, paisajes, animales…Sri Lanka es un auténtico paraíso. Algunos la llaman “La gema oculta”, y con toda la razón. Tras varios años de guerra civil, al fin está todo en calma y realmente es el momento de disfrutar del país. Aún no ha llegado el turismo masivo que ha “enviciado” otros destinos asiáticos, así que el país, en ese sentido, está totalmente virgen.

Entrada al Parque Viharamahadevi

En cuanto a la gente, es de lo más graciosa y simpática que me he encontrado en Asia. Muchos de ellos se acercan para hablar, quizá para practicar su inglés ó simplemente para curiosear. El guión ya está establecido: primero me preguntan de dónde soy, luego si estoy casado, con la respuesta negativa me preguntan mi edad y si tengo novia, y después de quedarse un rato callados, me recuerdan que España es la campeona del mundo de fútbol (no os podéis imaginar la de puertas que me ha abierto el triunfo de España durante el verano en Indochina/Borneo y estas semanas por aquí). La verdad es que es relativamente fácil hacer amistades locales.

Enorme sombra en el parque Viharamahadevi

Ya de noche fui a una tienda que me habían recomendado, Barefoot, donde pude apreciar algo que ha sido una constante desde que llegué, la capacidad artística y el buen gusto de los srilanqueses. Os recomiendo echar un vistazo a su web, entenderéis lo que quiero decir.Sinceramente, después de este tiempo, entiendo que los artistas busquen sitios así para encontrar su inspiración. Sri Lanka tiene algo muy especial.

Sri Lanka no es sólo té, ó durante una buena temporada un filón de noticias para los telediarios. Después de estas primeras semanas aquí, me he dado cuenta de que esto es mucho más: que el curry ahora me sabe a gloria; que los atardeceres, los veas en Colombo ó en el Sur, son impresionantes; que aunque amanezca mucho antes, no significa que la vida transcurra con más prisa; que los niños aquí son felices con un simple globo ó un bate de cricket, no necesitan el video juego de última generación, y los mayores son felices jugando con ellos…

Sri Lanka es rica en historia, cultura, leyendas… pero también es mágica. Yo no lo sabía, pero me ha estado llamando desde hace mucho tiempo, he tenido que hacerme viajero para escuchar su llamada, y al fin estoy aquí. Sri Lanka es sabia, pues ha sabido cómo hacerme llegar hasta ella. Es seductora, porque en tan sólo unas semanas ha conseguido atraparme. Ya estoy aquí, dispuesto a hacer lo posible por continuar esta bonita relación que acabamos de iniciar.

En los próximos días actualizaré el Blog con la entrada sobre el Sur de Ceilán, y os hablaré sobre sus paradisíacas playas, su gente, las aldeas, lagos, y cómo disfruté como un niño pequeño acampando una noche en el Parque Nacional de Yala.

También, con cada entrada, o entre crónica y crónica,  intentaré contar alguna leyenda. Aquí, lo que son leyendas, historias y biografías interesantes, las hay a patadas. Este país es hermoso, demasiado como para pasar sin contar sus maravillas.

Anuncios

3 Responses to La llamada de Ceilán

  1. corinna says:

    hola Rafael, tengo una pegunta, qué tipo de trabajo está desarrollando ese hombre, Miguel? Es posible ponerse en contacto con el y echarle una mano (si es algo para el desarrollo de las comunidades de allí etc)
    Llevamos años viajando por el sur este asiatico, y pensabamos en ir a Sri Lanka pero nos gustaría hacer algo util también….creo que me entiendes 😉

    Saludos
    Corinna

  2. Josep says:

    Hola amigo!! Primero felicitarte por tu blog, nos a sido muy util para organizar nuestro viaje!! Nos morimos de ganas de ascender el pico de Adan!!! Te quería preguntar por la fotografía del inicio (la llamada de ceilán) donde se be como una entrada de mar con unas aguas cristalinas… Muchas gracias de antemano, un abrazo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: