Leyendas de Sri Lanka: El Puente de Rama

Comienzo este post haciendo una referencia al Ramayana, libro sagrado hindú, de cómo Rama se plantea construir un puente desde el Sur de la India hasta la actual Sri Lanka, para rescatar a su mujer de las garras de Ravana:

Entonces Hanuman y Sugriva se reunieron con Vibhishana para decidir cómo cruzar el océano, y éste consideró que Rama debería buscar la ayuda y amistad del Océano para construir un puente. Se estuvo de acuerdo en esto, y Rama, esparciendo una cama de hierba de sacrificio, se tumbó sobre ella, mirando hacia el Este, con manos suplicantes hacia el mar, decidiendo: «O el océano cede o yo moriré.»

Así Rama yació tres días, en silencio, concentrado, siguiendo las normas, absorto en el océano; pero Océano no respondió. Entonces Rama se enojó, se alzó y cogió su arco, y hubiera secado el mar y dejado a Varuna sin hogar; y soltó temerarias flechas hacia él, que ardieron y atravesaron las aguas, despertando poderosas tormentas, angustiando a los nagas y los makaras del mar, de forma que los dioses ermitaños que frecuentaban el cielo gritaron: «¡Ay de mí!» y «¡Suficiente!». Pero Océano no hacía su aparición, y Rama, amenazándole, puso en su arco una flecha bendecida con un hechizo de Brahma y la lanzó. Entonces cielo y tierra se oscurecieron, y las montañas temblaron, y resplandecieron rayos, y todas las criaturas tuvieron miedo, y las poderosas profundidades sufrieron violentos movimientos.

El Océano mismo se alzó desde el centro del mar como el sol del Meru. Lleno de joyas y coronas, cubierto con piedras preciosas y seguido por nobles ríos como el Ganga, Sindhu y otros. Llegó hasta Rama con las palmas unidas y le habló cortésmente: «Oh Rama», le dijo, «vos sabéis que cada elemento tiene sus propias cualidades inherentes. La mía es ser profundo y difícil de cruzar. Ni siquiera por amor o temor puedo parar el eterno movimiento de las aguas. Pero vos deberíais pasar sobre mí por medio de un puente, y yo lo soportaré y lo sostendré firmemente.» Entonces Rama estuvo agradecido, pero la flecha de Brahma esperaba encontrar su blanco y no podía ser frenada.

Rama preguntó a Océano: «¿Dónde dejaré que ella golpee?» Océano respondió: «Hay un sitio hacia el norte de mi dominio poblado de malvados; déjala caer allí.» Entonces Rama dejó volar la flecha encendida, y el agua del mar hacia el norte se secó y quemó, y allí el mar se convirtió en un desierto. Pero Rama bendijo al desierto y lo hizo fructífero. Océano dijo a Rama: «Oh amable persona, hay un mono aquí llamado Nala, él es el hijo de Vishvakarrna, tiene la habilidad de su señor. Está lleno de energía y construirá el puente a través de mí, y yo lo soportaré.» Entonces el Océano se hundió otra vez bajo las aguas. Pero Nala dijo a Rama: «El Océano ha dicho la verdad: sólo porque vos no me lo habéis pedido yo he ocultado mi poder hasta ahora. »

Ahora todos los monos, siguiendo las órdenes de Nala, recogieron árboles y rocas y las trajeron del bosque hasta la costa, y las colocaron en el mar. Algunos acarreaban troncos, otros usaban la vara de medir, otros taladraban piedras; enorme era el tumulto y ruido de peñascos y rocas cuando los tiraban dentro del mar. El primer día se hicieron catorce leguas, y en el quinto día el puente estuvo terminado, ancho, elegante y firme, como una raya del pelo en la cabeza del Océano. Entonces la multitud de monos pasó por encima, Rama y Lakshmana montados sobre Sugriva y Angada. Algunos monos fueron a lo largo del puente suspendido sobre el mar, otros se zambullían en el mar y otros cruzaron a través del aire; el ruido de ellos ahogaba al ruido de las olas del océano.

El ejército de monos construyendo el Puente bajo la atenta mirada de Rama

El Puente de Adán, ó también el Puente de Rama, ha sido uno de los grandes misterios durante siglos, aunque su halo misterioso ha crecido en los últimos años, casualmente desde que los satélites nos descubrieron con sus fotos aéreas que ésta curiosa leyenda del Ramayana podía tener su punto de veracidad.

Se trata de una cadena de arrecifes y bancos de arena que se encuentra entre las islas de Rameswaranen la costs suroriental de la región india de Tamil Nadú, y Mannarama, al noreste de Sri Lanka.

Fotografía aéreaEs un itsmo de unos 30 km de longitud, que se aprecia perfectamente desde el aire, y que en algunos casos tiene entre 1 y 10 metros de profundidad, lo que dificulta enormemente la navegación.

Existen diferentes conjeturas, la más extendida es la hipótesis “divina” ó “religiosa”, en la que se justifica que hace 10.000 años el ejército de monos construyó el puente para ayudar a Rama a salvar a su esposa. Sinceramente es muy curioso cómo concuerda esta historia milenaria con la orografía actual del terreno.

Existe otra hipótesis más cercana a nuestra cultura. En ella, se afirma que fue el puente hundido bajo las aguas, que fue construido por mandato divino tras la expulsión de Adán y Eva del Paraíso, que muchos sitúan en la antigua isla de Ceilán, de ahí que también lo llamen “Puente de Adán”.

Otra hipótesis es la que nos dice que fue construida justo después de la última glaciación, cuando el nivel del mar era mucho más bajo, para facilitar el paso de las personas, animales y mercancías desde el continente a la isla y al revés. Esta historia tiene su lógica si consideramos que Sri Lanka siempre ha sido un importante exportador de especias, gemas, té…

La que parece más real, o la explicación más científica, dice que el puente emergió naturalmente, gracias a la acción de las tormentas y corrientes marinas. Sea como sea, existen indicios de que el puente fue transitable hasta el siglo XV. Actualmente los ingenieros indios están estudiando la posibilidad de construir un puente que una el país indio con Sri Lanka, y casualmente este puente por lógica debe ir sobre los restos del antiguo puente milenario. Los gobiernos quieren aprovechar la construcción de este puente para mejorar las comunicaciones entre los dos países, pero también para mejorar el tránsito de barcos por el canal (hasta ahora esta empresa era muy difícil por la poca profundidad de las aguas), unir los dos países por ferrocarril, y para construir una de las plantas de energía mareomotriz más grandes del mundo, con lo que se solucionaría uno de los problemas más graves en Sri Lanka.

detalle de El Puente de Rama

Anuncios

3 Responses to Leyendas de Sri Lanka: El Puente de Rama

  1. vera says:

    Hola. Estoy preparando un viaje a Sri Lanka y me parece sumamente interesante este post. Queria pedirte permiso para poder publicar en mi blog este enlace. Gracias y un saludo

    • rafadelatorre says:

      Claro Vera! Puedes publicarlo en tu Blog, y te agradecería que me dejaras la dirección de este Blog para poderlo seguir. Pídeme la información que necesites sobre Sri Lanka, creo que ahí te podré ayudar.
      Un saludo y gracias por seguir mi Blog

      Rafa

  2. vera says:

    Estamos preparando unas salidas especiales para viajar con grupos este verano de manera particular y personalizada. En cuanto tenga preparado el blog te aviso. Gracias mil

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: